Escrito por Tendenzias

El balance de blancos visto con nuestros propios ojos

Hola a todos, en el artículo anterior cubrimos una introducción hacia lo que era el llamado “balance de blancos” y como esto podía afectar tu fotografía cuando te apartabas del modo automático de tu cámara y empezabas a manipularla tu misma en el modo “manual” Hoy hablaremos un poquito más al respecto y os daré un par de ejemplos prácticos…

Balance de blancos en "interior"

Balance de blancos en "interior"

En el artículo anterior solo cubrimos “interior” y “exterior” pero no os dije que algunas cámaras más avanzadas disponen de más opciones y te hablan directamente del tipo de luz. Si este es tu caso al darle al botón de balance de blancos encontrarás las opciones; Soleado, nublado, sombra, incandescente, fluorescente y por último (en muchas cámaras pero no en todas) el balance de blancos manual. Todas estas son formas de decirle a tu cámara en que temperatura de color estás para que la foto sea más fiel a la realidad o dicho de otra forma le estás diciendo a tu cámara que color es blanco.

Para el ojo humano ya acostumbrado a las variantes de temperatura de color nosotros somos siempre capaces de reconocer el color blanco pero si te fijas bien notaras que el blanco en la calle y el blanco de tu habitación no es el mismo, cosa que muchas veces nos resulta imperceptible porque nuestros ojos se adaptan muy rápidamente.

Comprendido esto os dejare un par de ejemplos puesto que si estamos en un blog de fotografía pues fotografiemos. Para mi demostración me valdré de mi fiel asistente Rupi o Ruperto como quieran llamarle jeje.

En la primera foto vemos que Rupi está azulado porque el balance de blancos está dispuesto en interiores  o incandescente (temperatura de 3200ºK) mientras que la luz que le entra de la ventana tiene una temperatura mayor de 5400º K porque es la luz de exteriores.

Balance de blancos en "interior"

Balance de blancos en "interior"

En esta foto he ajustado el balance de blancos a exterior o soleado por lo cual vemos un Rupi más fiel a la realidad porque lo estoy fotografiando con la temperatura de color que le corresponde, de 5400ºk.

Balance de blancos en "exterior"

Balance de blancos en "exterior"

Cuanto más alta la temperatura de color más azulada te saldrá la foto si no lo corriges. Desde luego está la opción de dejarlo en modo automático para que la cámara lo descifre por si misma pero cuando haces esto muchas veces la cámara se asemeja a la temperatura correcta pero no es exactamente la temperatura de color correcta.  Además saber esto te permite más adelante lograr unos efectos muy interesantes en tus fotografías de los que hablaremos en profundidad más adelante.

Por ahora os queda saber esto, ahora no tengáis miedo de coger vuestra cámara y por fin usar aquel botón del balance de blancos a vuestro beneficio.  Pero no se vayan muy lejos que en la próxima entrega hablaremos de cómo utilizar el balance de blancos manual cosa bastante sencilla que a veces puede parecer un poco confusa.

Haciendofotos.com

Newsletter