Fotógrafos famosos: Robert Capa
1 voto

Fotógrafos famosos: Robert Capa

Pocos saben que en realidad Robert Capa no era sino un seudónimo de Andrei Friedmann, quien fuera un fotógrafo y corresponsal de guerra nacido en Budapest, Hungría, en el año 1913. Dieciocho años más tarde, en 1931, tuvo que exiliarse de su país de origen por conocerse su afiliación y simpatías con el partido comunista, lo que lo llevó a moverse a Berlín.

Robert Capa

Sin embargo, tampoco en Alemania le fue muy bien ya que era el momento en el que comenzaba la persecución de los judíos por el partido nazi; por lo que el joven fotógrafo volvió a huir, esta vez en dirección a París. Fue ésta la ciudad que le marcó el futuro y le mostró el camino. Es que aquí conoció a los que más adelante fundarían la Agencia Magnum, de la que él mismo sería parte fundamental. Allí, en Francia, trabajó durante unos años para la famosa revista Vú.

Fue en estos años, en 1936, concretamente, cuando con su primer foto-reportaje, tomó una de las fotografías que le han hecho conocido como un fotógrafo famoso, aunque al mismo tiempo polémico (aunque quizás esa es una de las características de un buen fotógrafo ¿no?). Esta foto fue “Muerte de un miliciano“. Aquella foto fue estéticamente perfecta. En ella tomó el momento exacto en que un miliciano caía desplomado ante el impacto de una bala nacionalista. Sin embargo, ciertos detalles de aquella foto parecían ser un montaje pues concordaban con lo ocurrido realmente allí, y las sospechas recayeron inmediatamente contra la originalidad de la misma.

Fue precisamente en ese año, 1936, cuando creó la figura de Robert Capa, junto con su compañera Gerda Taro. Aquel reportaje sobre la Guerra Civil española le reportó importantes beneficios y fama y le llevó a cubrir también la Segunda Guerra Mundial para la revista Life. Él, intrépido donde los hubiera, estuvo en el ataque japonés sobre la China, en el Norte de Africa y en el Desembarco de Normandía.

Muerte de un miliciano

En 1946 Robert Capa se nacionalizó estadounidense y poco después, junto a Henri Cartier-Bresson, Rodger, Vandivier y David Seymour, fundó la Agencia de Fotografía Magnum, que se volvería un indiscutido referente en el mundo de la fotografía periodística independiente.

Robert Capa siempre estuvo considerado un fotógrafo intrépido, capaz de captar los momentos precisos, los instantes más dramáticos de cada suceso. También fue muy criticado por su ojo cruel, duro, por mostrar lo que las mismas palabras no podían expresar. No era su fuerte la técnica o la calidad de la imagen, sino que su talento era el dramatismo que lograba plasmar en todas sus fotografías.

Finalmente, y mientras cubría la guerra en Indochina, murió al pisar una mina en Thai Binh. Corría el año 1954 y su muerte representó una enorme pérdida para el mundo de la fotografía.

Por último os compartimos un video del avance de “La sombra del Iceberg”, un documental que se realizó basándose en la fotografía de Robert Capa.

Robert Capa

Deja tu comentario

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

4 Comentarios

  1. Eugenio Vila dijo...

    A raíz de este articulo, http://www.elmundo.es/elmundo/2008/02/02/valencia/1201946356.html
    publicado en el mundo, y en vista del caso omiso que han hecho dos estudiosos de Capa, a otros escritos similares a este, me he animado a enviarlo a vuestro blog y a otros sitios.

    Soy fotógrafo, (ahora ya jubilado), por tradición familiar, por convicción y por afición.
    He trabajado en muchas especialidades de la fotografía. 25 años en España, 10 en Alemania, 5 en Nicaragua y dentro de estos años algunos meses en otros países.

    Uno de mis admirados fotógrafos es Robert Capa. De esta admiración inicial, es culpable la imagen que se comenta en el artículo, y a partir de esta de muchas otras de Capa, pues ha demostrado sobradamente, que fue un excelente fotógrafo.
    Y aquí puedo asegurar que “La muerte del miliciano” no fue un montaje, sigan leyendo.

    La introducción es necesaria por lo que a continuación explico:

    La agencia Mágnum nunca ha dejado ver a nadie el negativo de esta imagen, (y, dicho sea de paso, tampoco los del desembarco en Normandia, hechos con la misma “técnica“ que la del miliciano).
    Cornell Capa tampoco ha mostrado nunca los negativos que dijo tener de la serie del miliciano.
    NADIE HA VISTO LOS NEGATIVOS. Nunca han existido.
    A lo largo de mi vida he leído muchas teorías sobre esta foto. Todas escritas por estudiosos mas o menos científicos. A todos se les quedaría la cara como a mi se me quedo, de asombro, incredulidad, estupefacción y desencanto, al ver que el instante sublime del disparo del fotógrafo, (que oportuno, que rapidez, que visión, que suerte la del fotógrafo, claro), coincide con tanta precisión con el disparo del soldado que mato al miliciano. He dicho ver, efectivamente, pues es lo que vi en un reportaje, emitido por la 1ª cadena de Televisión Española, en la que aparece una secuencia filmada de una de las muchas que hay de la guerra fraticida en la que aparece la muerte del miliciano y un fotograma de esa secuencia es la foto que se la ha atribuido a Capa.

    Desgraciadamente, aunque en ese momento mi primer impulso fue anotar el nombre del programa, el día y la hora de emisión, no lo hice, pues pensé que la conmoción, (a mi me había conmovido como un terremoto) seria tan enorme, que aparecería en todos los periódicos o por lo menos en las revistas especializadas de fotografía. Parece ser que el único que conocía la fotografía de Capa y que vio la secuencia fui yo, pues nunca he visto una mención a esta secuencia, ya que si algún verdadero estudioso de Capa, hubiese tenido noticias de ella, se habrían ahorrado muchas páginas de elucubraciones, algunas de ellas disparatadas
    Por otro lado como se apunta en el articulo lo mas probable es que ni siquiera la secuencia fuese una toma de Capa pues parece ser que ese día Capa se quedo en el hotel, por lo que la autora de la filmación seria Gerda Taro.

    Lo cierto es que por alguna razón a Mágnum se le escapo esta copia que fue a parar a manos de TV española y esta la incluyo en este reportaje.

    Esa es la verdadera historia del milagroso disparo. No hubo tal disparo, me refiero al del fotógrafo, solo un fotograma de una secuencia de cine, muy bien comercializada por Mágnum.

    P.D. En los archivos de TV Española seguro que tienen la grabación de esta emisión.