Escrito por Tendenzias

Usar reflectores en fotografía

En la vida de todo fotógrafo muchas cosas cambiarán. El fotógrafo cambiara de luces, de cámaras y de objetivos. Quizás incluso cambie de estilos a lo largo de su carrera. Madurara y buscara otro tipo de fotografías. Utilizara ó no filtros. Abrirá o cerrara el diafragma y experimentara hasta el cansancio con las utilidades de su cámara. Pero hay una cosa que no cambiara, hay una cosa que todo fotógrafo siempre tendrá y eso es; un reflector.

5_in_1_reflector_110cm_g

Los reflectores, no son más que reflectores. Son superficies que reflejan la luz. Esta superficie puede adaptar varios colores, puede ser un simple reflector blanco, quizás uno intenso plateado o uno dorado. Sea cual sea tu reflector seguro que te divertirás de lo lindo cuando lo utilices.

Los reflectores tienen varios usos, puedes utilizarlo de relleno o incluso de contra. Puedes utilizar un reflector para darle un toque de color a tu sujeto u objeto. También se utilizan a menudo en exteriores como único medio de manipulación de la luz. Con un reflector puedes utilizar al sol de contra y utilizar un reflector dorado para crear una luz principal amarillenta para un efecto “atardecer”.

El reflector es uno de los juguetes favoritos del fotógrafo pues es muy práctico para llevar contigo y le puedes dar un millón de usos distintos.  Existen, a su vez, varios tipos de reflectores. Están los reflectores sencillos y no desmontables. Los 3 en 1, los 4 en 1 etc. También están los accesorios de los reflectores. Puedes utilizar un trípode y una mano de jirafa para mantenerlo en el aire etc.

Realmente cuando se trata de reflectores la variedad de recursos es inagotable y hay muchísimo por hacer con ellos. Tampoco son muy caros, yo me he comprado mi reflector 5 en 1 (también era un difusor) por tan solo 20€ y me he divertido mucho con él, es una solución practica y barata para muchos problemas derivados de tener pocas luces. Además son versátiles en el sentido de que con ellos puedes crear luces fuertes y luces suaves dependiendo del tipo de reflector que utilices y como lo sostengas.

Por último si no tienes dinero para comprarte uno siempre puedes fabricarlo tu mismo. Solo cómprate una tabla de espuma blanca y colócale de un lado papel aluminio y del otro papel dorado y vuola ya tienes 2 reflectores.

Haciendofotos.com

Newsletter