UP

-     Escrito por gon

Verano: cuidar la cámara en la playa

Si este verano os vais a la playa y  no queréis perder la oportunidad de capturar con vuestra cámara todo lo que pase a vuestro alrededor, hoy os damos algunos consejos para proteger vuestra cámara de la arena y la sal del mar.

arena cameraImagen Ninja M.

Cuando me he encontrado con esta foto en internet (donde vemos una cámara cubierta de arena y, obviamente, muerta) me ha entrado un escalofrío y me he dado cuenta lo importante es que os compartamos aquí algunos consejos para que ¡esta no sea vuestra cámara!

Los factores más nocivos en la playa para nuestras cámaras son, obviamente, la arena y la sal, pero también tenemos que tener en cuenta el calor y el agua. Los cuatro elementos son super peligrosos y pueden hacer que tu cámara no sobreviva las vacaciones.

Como no queremos que eso te ocurra… ¡sigue nuestros consejos!

No cambies de objetivo en la playa

Esto no es negociable. Si cambias el objetivo de tu cámara una vez en la playa te arriesgas a exponer las partes más sensibles de tu cámara a la arena, el agua y la sal. 

cambiar-de-objetivo

Es verdaderamente sencillo que se introduzca alguna partícula en la lente y después no vas a poder quitarla, puede arruinar todas tus fotos durante las vacaciones y terminarás acudiendo a un profesional que la limpie para poder tenerla en perfectas condiciones de nuevo.

¡Definitivamente no es una buena idea!

Nunca dejes tu cámara en la arena

Las pequeñas partículas que tanto nos gusta sentir entre los dedos del pie, pueden meterse en todos los recodos de tu cámara y también pueden terminar arruinando nuestros lentes.

La verdad, es que ni si quiera hace falta posar la cámara en el suelo para correr este peligro pues con una ligera brisa o movimiento, la arena puede profundizar en el interior de la cámara. Lleva tu cámara en una bolsa adecuada y que esté bien cerrada para evitar que entre en contacto con la arena.

Protectores para la cámara

Existen protectores que podéis usar para acercaros más al agua sin correr el riesgo de que ésta afecte tu cámara. Estos protectores son los mismos que se utilizan durante los días de lluvia para evitar que el agua pueda acceder a las zonas más sensibles con todo lo que ello implica.

Podéis encontrar protectores de todo tipo, desde más económicos y básicos, a protectores más sofisticados.

bolsa-estanca-para-camara-reflex

Aparte del bolso de tu cámara lleva extra-protección, como, por ejemplo, una bolsa de plástico de las que se cierran herméticamente para poner tu cámara cuando no sacas fotos. O bien, también puedes llevar una bolsita de gel de sílice en la funda de la cámara, que son absorbentes y pueden ayudar a eliminar la posible humedad de la cámara.

Nunca dejes tu cámara al sol

El calor puede afectar tu cámara y dejarla inútil, aparte de crear condensación y probablemente arruinar las fotos que  tomes en el futuro.

Tenla siempre guardada en un lugar seco, lejos de la humedad pero tampoco bajo los rayos directos del sol. Si quieres cuidar a tu cámara, tienes que mimarla.

Limpieza

La limpieza de la cámara no es muy económica pero, a veces, resulta la mejor opción para poder disfrutar de ella durante más tiempo. Sobre todo, si la hemos expuesto demasiado a algunos de los factores que os hemos hablado a continuación o veis que el objetivo tiene algún grano de arena, etc.

limpiar-camara-reflex

Cámaras sumergibles

Por otra parte, también podéis hacer una pequeña inversión en vuestros viajes comprando cámaras todoterreno que podéis llevar a la playa e incluso sumergirlas en el agua, obteniendo fotos de lo más curradas. Yo tengo una y las fotos salen genial, si es cierto que hay que tener en cuenta la claridad del agua y la exposición del sol pero con un poco de post-edición salen genial.

Para mí, una estupenda opción para los que queráis fotos playeras.

Haciendofotos.com

Newsletter