¿Cómo escoger un trípode para la cámara?

¿Qué elementos hay que tener en cuenta a la hora de comprar el trípode para tu cámara de fotos? Te contamos algunos detalles a tener en cuenta de modo que vamos a poder guiarte para que encuentres una respuesta a la pregunta ¿Cómo escoger un trípode para la cámara?. ¿Cómo escoger un trípode para la […]
Haciendofotos.com

¿Qué elementos hay que tener en cuenta a la hora de comprar el trípode para tu cámara de fotos? Te contamos algunos detalles a tener en cuenta de modo que vamos a poder guiarte para que encuentres una respuesta a la pregunta ¿Cómo escoger un trípode para la cámara?.

Como escoger un tripode para la camara

¿Cómo escoger un trípode para la cámara?

La primera vez que compramos una cámara de fotos, cuando uno comienza a fotografiar, se queda completamente enamorado del resultado que se suele obtener porque la calidad aumenta y es cuando comenzamos a toquetear el manual y cuando comprobamos las diferentes posibilidades que ofrece una réflex que ya queremos comprar todo tipo de accesorios, y pensamos que tal vez necesitemos un buen trípode.

Con la idea de seguir sacando partido a la cámara de fotos y al hecho de que hay determinadas instantáneas que requieren de un accesorio como éste puede que hayas decidido comprarte tu primero trípode de modo que vamos a guiarte a través de varios puntos para que sepas escoger el más adecuado para ti.

Tipo de cámara

tripode-camara-compacta

Lo primero que tienes que tener en cuenta a la hora de ponerte a buscar un trípode es qué tipo de cámara tienes, tanto en peso como en tamaño, como si es una cámara SLR con un considerable objetivo que cámaras compactas.

En el mercado puedes encontrar trípodes muy completos, que serán los mejores para cámaras réflex de gran tamaño, pero que de poco te servirán para una cámara digital corriente. Además, piensa también a donde vas a llevar la cámara ya que si la usas para retratar tus instantáneas de las vacaciones es posible que tengas más que suficiente con un trípode para viajes.

Estabilidad

Una de las características que debemos de exigir al trípode es la estabilidad, esto no implica que tengamos que comprar el más pesado ni que rápidamente vayamos a por el más ligero. Antes de hacer tu compra estira las 4 patas que lo conforman, comprueba las piezas de los ajustes y si consideras que éstas tienen pinta de duraderas.

Lo ideal es que pruebes el trípode en la tienda llevando la cámara que vas a usar de modo que tengas plena seguridad que la fijación es la correcta y que el trípode tenga buena estabilidad.

Rótula del trípode

tripode rotula

Cuando hablamos de la rótula del trípode se hace mención a la parte de este accesorio en el que la cámara queda fijada. Normalmente, podréis diferenciarla fácilmente porque está en la parte superior y suele contar con una especie de tornillo a la que se engancha la cámara.

La rótula es un elemento fundamental porque nos permitirá sacar fotografías desde diferentes ángulos, el número de posiciones que puede alcanzar dependerá de cada trípode pero siempre fijaros en que se mantenga la estabilidad y la seguridad de la imagen, a veces es mejor tener menos pero más calidad.

Podéis encontrar rótulas que se pueden desprender del trípode, suelen ser más cómodas, y otras rótulas que se mantienen fijas al trípode. Podéis encontrar rótulas de diferentes tipos: de bola, de tres ejes, de dos ejes y joystick.

Por otro lado, será bueno que pruebes también la velocidad o lo que tardas en poner y quitar la cámara de la rótula. Si eres un fotógrafo que hace fotos de paisajes o de un género concreto, puede que para ti sea importante la inmediatez del momento, de modo que será bueno que compruebes si la cámara se puede separar de la rótula con velocidad en el caso de que de repente desees sacar la cámara del trípode para hacer la foto a mano.

Patas del trípode

como escoger un tripode

En función de las patas del trípode que escojamos, puede que este sea más o menos pesado. En un principio, este dato puede parecer irrelevante pero cuando vamos a hacer fotografías a la naturaleza y hay que cargarlo, uno se lo piensa mejor.

En este sentido, podéis encontrar varios tipos de patas: patas de carbono que son más ligeras, las de aluminio o hierro son más pesadas, y las de plástico o ABS. Las de carbono suelen ser las más escogidas, os recomendamos que comprobéis la estabilidad y la robustez de las patas como de los accesorios antes de escoger una en concreto.

De nuevo aquí, lo mejor es que pruebes el trípode y la estabilidad de sus patas, con la cámara fijada en él. Puede que hayas pensado en uno que sea ligero porque quieres viajar con él, pero piensa que tal vez acabe en el suelo si estás haciendo una foto al aire libre y de repente se gira un fuerte viento.

Pies del trípode

A veces pueden pasar inadvertidos pero son los que también producen esa sensación de agarre al suelo y la estabilidad necesaria. Podéis encontrar varios tipos de entre los que destacamos de goma o de clavo, aunque también podéis encontrarlos mixtas para facilitar un poco más las cosas.

En el caso de no saber cuál elegir, te aconsejamos que te decantes por los pies de goma de modo que te sea fácil fijar el trípode, pero también que puedas cambiar el pie sin problema en el caso de que se rompa.

Los mejores trípodes relación calidad-precio

Una vez ya te hemos guiado un poco para que sepas qué trípode elegir para tu cámara, puede que necesites ver algunos modelos en concreto, de modo que vamos a mostrarte ahora aquellos que están considerados los mejores en lo que respecta a la relación calidad-precio.

AmazonBasics WT3540

Amazon tiene de todo y en los últimos años también se ha especializado en la electrónica y en gadgets como los trípodes para cámaras hasta el punto, de tener un modelo que nos parece de los mejores actualmente en el mercado. Os hablamos del AmazonBasicsWT3540 que tiene la ventaja de ofrecer un trípode de calidad a un precio de apenas 20 euros. Esto lo hace especialmente adecuado para los fotógrafos aficionados, que pueden ahorrar en gastos sin el temor de comprar un producto pobre.

Eso sí, dado que es un trípode económico, todavía está limitado en cuanto al peso máximo soportable, por lo que no se recomienda el uso de teleobjetivos demasiado pesados, que podrían desequilibrarlo y, por lo tanto, hacer que se vuelque con el equipo.

Cullmann Alpha 2500

Si eres un fotógrafo aficionado y te preguntas qué trípode comprar sin demasiados quebraderos de cabeza, te recomendamos que eches un vistazo al modelo que ocupa el segundo lugar en nuestro ranking de los mejores trípodes relación calidad-precio. El modelo Cullmann Alpha 2500 cuenta con unas patas y columna central con bastidor telescópico y elevador de carrete que están hechas de aluminio, lo que garantiza una buena sensación de solidez y resistencia a lo largo del tiempo.

Las cuatro patas de goma están unidas y son ajustables para que puedan adaptarse a diferentes superficies, y así poder utilizar el Alpha 2500 incluso en un camino resbaladizo por la lluvia. También está equipado con un asa de plástico que facilita el transporte. Finalmente, el cabezal sobre el cual se sujeta la cámara siempre se mueve suavemente.

Para aquellos que necesitan un trípode de buena calidad, para un uso no profesional, el modelo Cullmann es una opción inteligente, especialmente en relación con el precio de venta que apenas supera los 26 euros.

Ravelli APLT2

Al igual que los dos modelos que os hemos mostrado, el Ravelli APLT 2 es un trípode también diseñado para uso no profesional. Esto no significa sin embargo que sea un dispositivo que no sea muy funcional. De hecho, dos de sus principales cualidades son la ligereza y la facilidad de transporte, gracias al uso de aluminio para las patas y plástico para la cabeza sobre la que se fija la cámara.

A pesar del bajo peso, es capaz de sostener cuerpos y lentes de cámaras de hasta aproximadamente 2,5 kilogramos. Sin embargo, nuestro consejo es combinarlo con una cámara compacta o una videocámara portátil, para garantizar la estabilidad. Para colocar el trípode y la cámara de manera perfecta, confía en la burbuja incorporada en la cabeza del trípode.

El Ravelli es un trípode realmente ligero, desde todos los puntos de vista: el peso es el de una pluma y nunca tendrás dificultades para llevarlo durante tus excursiones fotográficas, mientras que el precio es realmente bajo ya que apenas supera los 13 euros en Amazon.

Hama Star 61

El Hama Star 61 es otro de los mejores modelos de trípode en la cuestión calidad-precio pero en su caso concreto es perfecto para los que sean fotógrafos expertos e incluso profesionales.

Este es un trípode de aluminio y plástico (que contiene un peso inferior a 1,3 kg), que puede soportar una cámara de hasta 3 kg.

El ajuste de altura de la columna del bastidor central es una manivela y alcanza el metro y medio, las burbujas permiten un centrado perfecto de la cámara y la placa de liberación, aunque en plástico, transmite una buena sensación de solidez y funciona de una manera impecable. También tiene un gancho para colgar la bolsa o la chaqueta. En cuanto al precio, es de solo 27 euros.

Manfrotto MTPIXI-B

Manfrotto siempre ha sido sinónimo de accesorios de calidad y es una marca muy apreciada por los fotógrafos. Sus trípodes se utilizan a menudo para usos profesionales, pero hay algunos perfectos para satisfacer las necesidades de los fotógrafos aficionados. Este es el caso de este mini trípode de mesa, Manfrotto MTPIXI-B, diseñado para ser combinado con cámaras compactas pero también para algunos smartphones y que también puede ser agarrado (cerrando las tres patas) para hacer más cómoda la grabación de video.

Fabricado en acero inoxidable, con pies de goma que garantizan una gran estabilidad, presenta un diseño original y minimalista, capaz de atraer la apariencia y la intriga. El trípode Manfrotto tiene un mecanismo de botón que le permite posicionar y bloquear la cabeza de la bola en un solo movimiento, en beneficio de la velocidad y la facilidad de uso. Su precio es de solo 21 euros.

Las ventajas y las desventajas de usar un trípode para hacer fotos

Como escoger un tripode para la camara ventajas desventajas

Por último vamos a ofrecerte lo último en nuestra guía y de este modo conocer las ventajas y desventajas de usar un trípode para hacer fotos.

Ventajas

La ventaja más obvia de usar trípode para hacer fotos es que proporciona estabilidad a la cámara y evita el movimiento de la cámara por parte del operador en aquellas situaciones en las que son necesarios tiempos de exposición más prolongados. No muchos de nosotros podemos mantener una cámara estable por debajo de una velocidad de obturador de 1/60 de segundo, por lo que no tenemos ninguna posibilidad de evitar que la cámara se mueva cuando el tiempo de exposición puede ser de segundos o minutos o, a veces, horas de duración.

Por otro lado, el uso de un trípode para hacer fotos ayuda a obtener un enfoque claro, especialmente si usamos demoras de temporizador o disparos a distancia. Incluso presionando el botón del obturador puede hacer que la cámara se enfoque sin problema,

Hablando de demoras de temporizador, el trípode es una bendición cuando se realizan fotos de acción retardada o en ráfaga. Para este tipo de fotos, la cámara no solo necesita ser estable sino que debe estar en la misma posición para cada toma.

Si estás tomando tomas panorámicas o tomas de acción donde se necesita un movimiento panorámico constante, el trípode es una necesidad.

Si te gustan las tomas HDR, necesitarás un trípode para el bracketing u horquillado automático. Esto te permite tomar varias tomas idénticas del sujeto en diferentes exposiciones. Cuando proceses las tomas en tu software favorito de edición de imágenes, se podrán combinar para producir esas tomas maravillosas donde todo está expuesto dinámicamente.

Otra de las ventajas de usar un trípode y no necesariamente de una manera obvia, es que nos da tiempo para componer nuestras tomas en lugar de tomar instantáneas de mano dondequiera que estemos.

Desventajas

En cuanto a las desventajas, podemos señalar sobre todo que algunos modelos son pesados y por ello se convierten en un auténtico lastre cuando debemos moverlos de un lado a otro, por no hablar de cuando viajamos.

Por otro lado, hemos de tener claro que usar un trípode para hacer fotos te va a ralentizar ya que tendrás que configurar el trípode antes de disparar y eso puede hacer que pierda ese impulso que necesitan las imágenes del momento.

Otra desventaja que encontramos es que aunque hemos visto buenos trípodes a grandes precios, no siempre los trípodes más baratos siempre son los mejores que comprar porque pueden tambalearse y es posible que no tengan un nivel para que veas que todo está parejo. También se rompen con facilidad y pueden hacer que tengas que gastar más dinero a la larga.

Llevar una cámara contigo es una cosa, ya la mayoría de las personas no les importa eso, pero si estás fotografiando un lugar lleno de gente, o en una atracción turística con mucha gente, el trípode puede estorbar. La gente se topará con él y se convertirá en una molestia. Algunos lugares ni siquiera permiten trípodes debido al riesgo de tropiezo que crean.

4.80 / 5
4.80 - 53 Votos

También te puede interesar

2 Comentarios en “¿Cómo escoger un trípode para la cámara?”

  1. Ernesto Mirabal González dice:

    Y vaya que es importante el trípode!! A veces le restamos importancia y nos compramos uno con la rótula de plástico que no sirve para mucho. Buenos consejos. Saludos

  2. Mingo dice:

    Muy buen post, concuerdo contigo en que a la hora buscar el tripode no hay que buscar el más pesado.
    Conozco algunos aficionados que se empeñan en buscar trípodes caros y lo primero que me dicen «fijate lo que pesa».

    Creo que para los que empiezan un trípode normal basta, sin obsesionarse tanto. Muchos al final ven como tan solo usan el trípode en contadas ocasiones. Siguiendo tus recomendaciones, seguro les servirá a muchos