Escrito por

Tipos de pantalla en las cámaras de fotos

¿Estás buscando una cámara nueva para estas Navidades? Los avances tecnológicos siguen dejando huella en las cámaras fotográficas y, en esta ocasión, nos vamos a centrar en las pantallas.

A la hora de comprar una cámara de fotos son muchos los aspectos a tener en cuenta: cámara compacta, réflex, tipo de pantalla, tamaño, píxeles, objetivos, accesorios, nivel de profesionalidad, y un largo etcétera de posibilidades que hay que evaluar.

En esta ocasión, nos vamos a centrar únicamente en los diferentes tipos de pantalla. Realmente, a veces pasan desapercibidas y no se les da tanto valor pero, como vais a ver a continuación, es un aspecto a valorar.

Pantallas táctiles

Los sensores táctiles cada vez se incorporan en mayor número de dispositivos electrónicos. En este caso, una pantalla táctil es una absoluta maravilla puesto que resulta más intuitiva en su uso. Además, veréis que es más fácil poder navegar por el interior de la cámara para sacarle el máximo partido a vuestras fotografías, configurando balance de blancos, tamaño de píxeles, tipo de luz, etc. Además de poder visualizar las fotos ya realizadas. Los mejores sensores táctiles están creados por expertos en diseño de PCB.

Pantallas giratorias

Las pantallas de la cámara de fotos que son giratorias o abatibles son una opción sensacional para comprobar la composición de las fotos cuando se trata de fotografías tipo selfie. Además, también resultan muy útiles cuando se quiere inmortalizar algo pero hay un ángulo muy malo, por lo que el hecho de poder girar la pantalla va a ser fundamental para asegurarse de que hay un buen encuadre. Por supuesto, también resulta útil en los vídeos.

Doble pantalla

Dentro del sector de cámaras compactas os podéis encontrar con cámaras con doble pantalla, una frontal y otra trasera. Este tipo de cámaras puede ser una opción sensacional para los apasionados del autoretrato, pues podréis comprobar fácilmente el encuadre y la composición de la fotografía.

Se trata de una pantalla frontal de pequeñas dimensiones y que se suele situar al lado del objetivo.

Tradicional

La pantalla tradicional no suele ser táctil, es decir, no responde al tacto y requiere del uso de botones que están alrededor de la misma para poder configurarla y navegar entre sus opciones. No es una mala opción de compra, sólo va a requerir trastear un poco más con ella para poder conocer su funcionamiento y que así sea fluido.

Por tanto, más que recomendaros un tipo de pantalla concreta creo que la elección debe de partir en función de vuestras necesidades y gustos fotográficos.